Prólogo

 

Aquello de que “las apariencias engañan” es un discurso que hemos oído desde siempre. Aquel que nos parece sospechoso de algo quizá no lo es… Aquel que nos da confianza con solo una mirada quizá realmente esconda algo oscuro… Aquel que nos tiende la mano, quizá será el que muy poco después nos va a soltar y nos va a dejar caer al vacío… Las apariencias engañan, y en FISTERRA, más que en ningún otro lugar.

Estamos en Pontevedra. Antonia, una mujer de mediana edad, pide un taxi para llegar a Finisterre y allí poder esparcir las cenizas de su difunto marido al mar, al fin del mundo. Paz esla taxista que por azar recogerá a Antonia y la acompañará a su destino. Todo parece normal, como cualquier viaje en taxi… Pero todos sabemos que cuando el viaje es largo, siempre aparece en escena algo que normalmente todos queremos evitar: una conversación con el/la taxista. Y aunque aparentemente Paz (una mujer joven y trabajadora, que dedica todas las horas de su vida a un taxi que le permite mantener a su marido y a sus dos hijos) no pretende nada mas que acompañar a Antonia (una afectada viuda que intenta cumplir el último deseo de su adorable marido) hasta el destino deseado, la verdad, a veces, no se puede esconder por mucho tiempo… Y mientras una desconfía de la otra, la otra desconfía de la una, y poco a poco desconfianzas, verdades y mentiras salen a la luz.
Y quizá la taxista no sea taxista… O quizá la triste viuda no esté tan triste… O quizá… Quizá “Fisterra” no sea el destino que les espera, aunque seguramente ellas no lo esperen al inicio del viaje… Y eso es lo que les invitamos a averiguar. ¿Nos acompañan?

FISTERRA nace con el propósito de poner en escena una comedia nueva.No sólo nueva por el estreno absoluto del texto, sino por el lenguaje y planteamiento de la función. Por ser una vuelta más, un paso adelante en la creación de textos teatrales en nuestro país. Un texto nuevo para un público nuevo. Un público que bebe de otros lenguajes audiovisuales y que demanda una forma nueva de hacer teatro. Más directa. Más punzante. Más desnuda y verdadera. Un texto que bajo su provocativo sentido del humor no está exento de reflexiones a veces no demasiado cómodas sobre la época que nos ha tocado vivir. FISTERRA es también, es sobretodo, un texto sobre mujeres.

Es un texto sobre dos heroínas ante la adversidad. Es un texto sobre como rompen sus cadenas y como de una manera, acertada o no, consiguen ser libres.