Sobre el autor

 

Nacido en 1921 en Konolfingen, Suiza. Hijo de un pastor protestante y nieto de un político local, se mudó con su familia a Berna en 1935, muy probablemente como consecuencia de la crisis económica que también afectaba a Suiza.

Allí estudiaría en diferentes centros educativos de segunda enseñanza hasta que en 1941, después de un periplo escolar no especialmente brillante, pasó el examen de acceso a la universidad.

En ese año comienza sus estudios de filosofía, filología y ciencias naturales en Zúrich y posteriormente en la propia Berna, a pesar de que ya en edad temprana había comenzado a expresar una tendencia al dibujo, hasta el punto de que no solamente ilustró algunas de sus obras, sino que elaboró esbozos y escenografías de algunas de sus piezas teatrales. En 1945, con sus estudios terminados, calibró la posibilidad de una tesis doctoral sobre Søren Kierkegaard que no llevaría a cabo.

Irrumpió en la escena teatral en 1947 con “Está escrito”, una pieza que escandalizó y lo señaló como escritor inconformista. Comienza a sumar experiencia en el plano literario a través de novelas radiofónicas creadas para emisoras alemanas, y relatos policíacos que se publicaban por capítulos en un periódico suizo.

En 1950 ve la luz una de sus obras más importantes: “El juez y su verdugo”; y en 1952 alcanzó el éxito teatral a través de “El matrimonio del señor Mississippi”.

Este éxito se convertiría en mundial con “La visita de la vieja dama” y “Los físicos”.

Gracias a su talento, a finales de los 50 empiezan a llegar éxitos en forma de reconocimientos y premios, pues en 1959 recibe el Premio Schiller de la ciudad de Mannheim, en 1960 el Gran Premio Schiller de la Asociación Suiza de Escritores o el doctorado honoris causa de la Temple University de Filadelfia, Jerusalén o Niza. Los años 60 son sin duda alguna el momento cumbre de su éxito mediático.

“La sospecha”, “El atasco”, “Un ángel en Babilonia”, “Rómulo el Grande”, “El cooperador”, “El verdugo”, “El perrito con sarna” y “Griego busca griega” son algunos de los títulos que componen la obra literaria de este dramaturgo y novelista suizo.

Su teatro propone una nueva concepción de la obra dramática, dejando atrás la forma aristotélica clásica, y acercándose a la realidad contemporánea a través de la comedia grotesca.
En 1983 muere su mujer, la actriz Lotti Geissler, y Dürrenmatt contrae segundas nupcias con la cineasta y periodista, Charlotte Kerr.

Friedrich Dürrenmatt fallece el 14 de diciembre de 1990 en su casa de Neuchâtel, a la edad de 69 años. Tras su muerte, su casa fue acondicionada y ampliada para la apertura en el año 2000 del “Centro Dürrenmatt”, un museo en el que se puede apreciar su producción literaria, pictórica y creativa.